Solicitar la devolución de la plusvalía pagada tras la venta de una vivienda

Podemos ayudarte a solicitar la devolución de la plusvalía pagada tras la venta de una vivienda, si no se obtuvo beneficio alguno en la operación.

Son numerosas las sentencias dictadas por los Juzgados y Tribunales de lo Contencioso Administrativo que están reconociendo una realidad que ya se venía reclamando desde hace años, como es la injusticia del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (comúnmente conocido como Plusvalía), en aquellos supuestos en que se ha vendido un inmueble por un precio inferior al de adquisición y por tanto, no ha existido incremento alguno entre el precio por el que compramos el inmueble y la precio por el que ahora lo vendemos. Recordemos que el citado impuesto, cuyo establecimiento es potestativo por los Ayuntamientos, grava el incremento de valor que experimenten los terrenos de naturaleza urbana (se excluyen los terrenos considerados rústicos) cuando se produce la venta de un inmueble, ya sea éste un terreno, una vivienda, una oficina, etc.

Dicho tributo se basa en una presunción, y es que todos los pisos, locales y demás inmuebles urbanos en España se revalorizan año tras año de manera constante. Así, desde el momento en que compramos o adquirimos un inmueble hasta que lo transmitimos de nuevo, con toda seguridad habrá aumentado su valor. Sin embargo, y tras el llamado pinchazo de la burbuja inmobiliaria, la realidad económica ha sido bien distinta en nuestro país. La mayoría de los inmuebles han experimentado un considerable descenso de su valor, aunque esta circunstancia parece ser ignorada por los Ayuntamientos que siguen cobrando el citado impuesto sin tener en cuenta dicha realidad económica.

Sin embargo, como hemos señalado, la mayoría de los Tribunales de Justicia están dando la razón a aquellos que acrediten que no se produjo incremento de valor en la transmisión del inmueble, procediendo, en consecuencia, a anular la liquidación del mencionado impuesto, devolviendo las cantidades ingresadas junto con los intereses legales.

Para pedir la devolución del citado impuesto es necesario acreditar que no ha habido un incremento de valor con la venta del inmueble, por ejemplo, aportando la escritura pública de compraventa.

Una vez acreditado tal hecho, hemos de distinguir si se trata de la notificación de una liquidación por el IIVTNU, o si la liquidación ya adquirió firmeza por no haberse recurrido en plazo. En el primer caso, debe interponerse el correspondiente recurso administrativo, como requisito previo para acudir a los Tribunales de Justicia; en el segundo caso, también existe la posibilidad de recuperar la plusvalía municipal, siempre y cuando no haya transcurrido más de cuatro años desde que se pagó.

En conclusión, una vez haya satisfecha la plusvalía municipal, debe plantearse la posibilidad de recurrir la liquidación que le gire su Ayuntamiento, en aquellos supuestos en que haya vendido su inmueble con pérdidas. Para ello, es precioso analizar cada liquidación, para determinar el valor de la pérdida producida, el plazo de prescripción y finalmente, cual es el procedimiento más adecuado para reclamar el importe del impuesto.

También disponible en Inglés

UNIRSE A LA DISCUSIÓN

Captcha *